Menu
0 Comments

Cómo elaborar una dieta para diabéticos



La diabetes como sabemos es producida por los altos niveles de azúcar en la sangre, por lo que se debe controlar la glucosa que consumimos de manera natural a través de los alimentos; es esta una enfermedad que no produce mayores síntomas, es decir, es silenciosa y en los últimos años viene haciendo estragos en la población mundial.

Los altos niveles de glucosa son perjudiciales para el cuerpo humano, sobre todo en organismos fundamentales como el corazón, los riñones y por supuesto las arterias, de allí que se crea necesario la implementación de una dieta exclusiva para aquellas personas que la padecen a fin de que puedan controlar esta enfermedad y mejoren su calidad de vida.

Que debe llevar esta dieta

En cuanto a la dieta para diabéticos, debe tenerse en cuenta en primer lugar que debe hacerse con el objetivo claro de disminuir en la medida de las posibilidades la ingesta de azúcar o glucosa en los alimentos, de manera que tus hábitos alimenticios deben cambiar con la finalidad de lograr su estabilización.

De allí que se tome como un primer paso, que las comidas deben tener su horario especifico, es decir una persona diabética no puede comer a deshoras este descontrol afecta el procesamiento de los alimentos y por consiguiente el incremento indeseado de los niveles de azúcar en la sangre.

Por otro lado debes tener claro que los alimentos deben ser nutritivos desde todo punto de vista, es así como una dieta rica en frutas, vegetales, cereales integrales y legumbres como frijoles, o lentejas por ejemplo pueden ayudarte en esa dirección.

Puedes agregar también pescados como el atún o el bacalao, también evita en la medida de las posibilidades las carnes rojas y de consumirlas que estas sean lo más magras posibles; por su puesto la carne de aves también la puedes consumir; todas ellas preferiblemente a la plancha.

Evita las frituras, si bien es cierto que el organismo necesita algo de gasa, que esta sea la llamada buena como la monoinsaturada o poliinsaturada las cuales ayudan además a reducir el colesterol, tales como las almendras, las nueces, las aceitunas, eso sí con moderación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *