Menu
0 Comments

Práctica de una Rutina de Ejercicios Cardiovasculares

Existen algunos factores que determinan la condición física de la persona, estos factores pueden ser internos o externos y a medida que el organismo se habitúa a la rutina se van fortaleciendo mejorando la calidad de vida y las condiciones de salud de la persona.

Los factores intrínsecos del organismo son los sistemas que se fortalecen con la realización de un ejercicio cardiovascular como el sistema nervioso, respiratorio, cardiovascular, muscular, y óseo; mientras que los factores externos son los que mejoran la realización de la rutina como el ambiente sociocultural, la alimentación, herencia, clima y el nivel de entrenamiento, en el momento en que se llega a equilibrar los factores internos y externos el cuerpo puede llegar a obtener un máximo en beneficios.

Las capacidades básicas físicas del cuerpo humano son la Resistencia, que permite realizar y mantener un esfuerzo muscular por periodos de tiempo que se van aumentando gradualmente; la Fuerza, que es la que permite vencer una resistencia en un menor tiempo al acostumbrado; la Velocidad que es el espacio recorrido en un tiempo determinado y la Flexibilidad es la capacidad de realizar movimientos con una máxima amplitud articular.

Estas capacidades físicas básicas se fortalecen y se mejoran con la adopción de una rutina de ejercicios cardiovasculares ya sea iniciando con ejercicios de alta resistencia, después de un tiempo se puede cambiar la rutina a baja resistencia cardiovascular que será la que se encargue de mantener la consistencia que se ha tomado el cuerpo después de un habituarse a realizar ejercicios de 4 a 5 veces por semana.

Hoy en día habituar el organismo a una rutina de ejercicios es muy común, le permite al cuerpo estar en condiciones y mientras más joven se empiece a ejercitar los músculos mucho más se fortalecerán las capacidades físicas básicas para llegar a la edad adulta con menos posibilidades de padecer enfermedades degenerativas y crónicas y manteniendo una vida alejada del sedentarismo y la inactividad.

El entrenamiento es un plan elaborado de ejercicios que permite mantener la condición física y puede componerse de caminatas, trote, ciclismo, natación, aeróbicos, bailoterapia o salto de cuerda, que son los ejercicios cardiovasculares necesarios para mejorar la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *