Menu
0 Comments

Las clases sociales en latinoamérica

Existen grupos sociales diferenciados los cuales compartían desde comienzo de la historia, obligaciones, compromisos, privilegios y formas de comportamiento dentro de la sociedad.  En la época precolombina en Latinoamérica se encontraron grupos sociales como la nobleza, el clero, los militares, los intelectuales y el pueblo en general.

En la colonia las clases sociales estaban divididas en su origen:  españoles, criollos e indios.  Con la abolición de los privilegios de sangre se puso mucho énfasis, tomando en cuenta los niveles de ingreso y poder social, lo que llevó a crear un concepto moderno llamado clase social.

Las teorías marxistas utilizaron con fuerza este concepto administrando y utilizando su contenido a través de un centro ideológico como la lucha de clases, el cual se basaba en las clasificaciones de pobres contra ricos y obreros contra patrones capitalistas.  Estas fueron acogidas por las ciencias administrativas y aplicadas al análisis del conocimiento.

En los países desarrollados como los paises europeos, Estados Unidos así como Canadá usan poco el concepto de las clases sociales, mientras que en América Latina este concepto se encuentra más arraigado.  Por otra parte, el nivel socioeconómico es un concepto que está muy cercano a la clase social, se usa indistintamente por la relación que existe entre la riqueza y la clasificación social de las personas y el  concepto de  clase social misma se enfatiza más en el grado de riqueza que pueda llegar a tener una persona.

El concepto de clase social está determinado en la investigación que se ha hecho de los grupos sociales,  éstos son, los que cuentan con mayores recursos pasan a formar la clase social alta, los que medianamente cuentan con recursos estables pero no suficientes para cubrir sus necesidades pertenecen a la clase media y aquellos que no cuentan con los recursos que les permitan accesar a la adquisición de productos, bienes y servicios  por su nivel socioeconómico son los que pertenecen a la clase baja.

Esta clasificación no se considera válida por cuanto existen diferencias importantes entre las personas que conforman estos grupos con respecto a sus ingresos, formas de vida, posibilidades reales de salir  adelante de acuerdo al esfuerzo, trabajo, dedicación para lograr mayor bienestar para sus familias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *